La química de Torrelavega inspira creatividad

La planta de Essential Chemicals de Torrelavega hizo brotar la sensibilidad artística de una estudiante del Truro College del Reino Unido

  Truro Torrelavega Click to enlarge

¡La belleza puede surgir de las fuentes más inesperadas! La planta de Essential Chemicals de Torrelavega inspiró recientemente la sensibilidad artística de una estudiante del Truro College, que ganó el primer premio de un concurso de fotografía.

En abril, Sophie Coxon, estudiante del Truro College, de Truro, Cornwall (Reino Unido), se hizo con el primer premio de un concurso de fotografía organizado por su universidad, gracias a una imagen tomada en la planta de Solvay en Torrelavega, durante una visita de su clase a España en primavera.

Los estudiantes podían presentar sus 10 mejores fotografías del viaje. Tras una votación, la imagen del proceso de tratamiento de aguas en Solvay fue declarada ganadora, a pesar de que el resto de fotografías eran magníficas e incluían fotografías del paisaje de los Picos de Europa y de la espectacular costa cántabra.

El tratamiento del agua es una obra de arte

En Torrelavega, una planta con una capacidad de producción de 970 toneladas de carbonato sódico, el proceso de tratamiento del agua es una etapa clave en el proceso industrial. De hecho, aparte del uso directo del agua para proceso de enfriamiento o como reactivo, el agua convertida en vapor se utiliza para producir energía eléctrica.

En este sentido, el tratamiento del agua es, en sí mismo, todo un arte, del mismo modo que la fotografía lo es; desde la recogida a la descarga, el principio de economía en la gestión debe ser inscrito en el marco del uso sostenible de esta fuente, a través de la reducción de su consumo (la planta de Torrelavega ha conseguido un 50% de reducción en el consumo en los últimos años) y de la reducción del contenido contaminante en las aguas residuales (reducción de un 20%).

La fotografía vencedora ofrece una mirada artística de la industria química, demostrando que puede ser objeto de belleza para generaciones presentes y futuras.