Comunicado Planta Rosignano

Solvay Rosignano opera con absoluta seguridad sin dañar la salud o el medio ambiente

The Rosignano plant in ItalyClick to enlarge
  • La planta no contamina ni las "playas blancas" ni las aguas adyacentes
  • La calidad del agua es equiparable a la de toda la costa toscana. no existe prohibición de bañarse
  • Los vertidos contienen materiales inofensivos de origen natural
  • Las instalaciones cumplen estrictamente con todas las normativas nacionales e internacionales


Solvay produce carbonato y bicarbonato de sodio, principalmente utilizados para la producción de vidrio, en las instalaciones de Rosignano, junto a la costa de Toscana.
Algunos videos y artículos recientemente publicados y transmitidos en internet afirman de manera inexacta que la playa blanca y su agua azul clara se deben a las aguas residuales contaminadas de la fábrica.
Solvay aclara que la instalación no está contaminando las "Playas Blancas", ni sus aguas adyacentes. No descarga metales pesados "libres" de su proceso de producción. La calidad del agua en Rosignano es idéntica a la de toda la costa de la Toscana.
La fábrica cumple rigurosamente con todas las normativas vigentes, se adapta y legitima públicamente por las autoridades gubernamentales que verifican de forma independiente los datos de muestreo ambiental.


Los colores brillantes reflejan condiciones naturales

El color de las playas blancas de Rosignano proviene de inofensivos depósitos en polvo de piedra caliza, una materia prima que se descarga en el efluente de la factoría. El color azul celeste del agua es simplemente un reflejo natural del cielo contra el fondo blanco del mar.


Los vertidos de caliza son inofensivos

La planta utiliza piedra caliza de las canteras cercanas como materia prima para la producción de carbonato de sodio. Esta piedra caliza contiene diminutos metales pesados de origen natural en pequeñas cantidades que quedan "atrapados" en las partículas finas que descarga la fábrica.
En este estado llamado "sólido", estos metales pesados son inertes e inofensivos para los humanos y el medio ambiente. No pueden ser absorbidos por los organismos vivos, incluidos los peces. La planta no crea ni descarga metales pesados "libres" de sus actividades de producción.


Los vertidos son regulados, verificados y públicamente documentados por el gobierno y los organismos de la UE

Los vertidos de la planta - al igual que todas las instalaciones industriales de la región - están sujetos a un seguimiento regular por las agencias gubernamentales y los datos están a disposición de la opinión pública.

  • Regulación impuesta por la AGENZIA REGIONALE PER LA PROTEZIONE AMBIENTALE DELLA TOSCANA (Arpat)
    La agencia ambiental regional Agenzia Regionale per la Protezione Ambientale della Toscana (ARPAT) controla los efluentes al menos cuatro veces al año, incluso para metales pesados, y también lleva a cabo controles complementarios. La planta de Solvay controla diariamente el agua que descarga y, cada dos semanas, envía al ARPAT los resultados promedio de todas las muestras.
    El relevante informe de la ARPAT muestra que la calidad del agua en Rosignano es idéntica a la de toda la costa de Toscana. (http://www.arpat.toscana.it/). El análisis por la autoridad municipal también muestra que el agua es segura. Ambas instituciones verifican la calidad del agua en relación a las bacterias y evalúan las condiciones de baño entre los meses de abril y septiembre, así como para productos químicos durante todo el año.

  • Registro europeo de liberación de contaminantes y transferencia (E-PRTR  - Cómo leer los datos
    Los datos sobre metales pesados en el Registro Europeo de Emisiones y Transferencias de Contaminantes (E-PRTR) provienen de la instalación en sí. La calidad y exactitud de estos datos son controlados por las autoridades nacionales antes de ser transferidos a la Comisión Europea y la Agencia Europea de Medio Ambiente. (http://prtr.eea.europa.eu/#/home).
    Sin embargo, el documento E-PRTR no hace una distinción entre metales pesados liberados en estado inofensivo, sólido (como es el caso de la planta) o aquellos liberados "libremente", como resultado de los procesos de producción (que no ocurre en la fábrica de Solvay).

  • Solvay aplica las "mejores técnicas disponibles" de la Comisión Europea (B.A.T.)
    El proceso de carbonato de sodio de Solvay, la producción y la gestión de los efluentes, está totalmente alineado con el Documento de Referencia de la Comisión Europea sobre “las Mejores Técnicas Disponibles (MTD) para la Fabricación de Gran Volumen Inorgánicos Químicos - Sólidos y Otras Industrias” de agosto de 2007 (http: //eippcb.jrc. ec.europa.eu/reference/BREF/lvic-s_bref_0907.pdf). Este documento establece en particular los diferentes métodos recomendados para la gestión de efluentes en emisarios marinos.
    El canal abierto al mar está completamente en línea con el B.A.T. y por lo tanto fue autorizado con el correspondiente permiso ambiental de la planta.
    No existe prohibición de bañarse en las "playas blancas", a excepción del tramo de 100 metros, aguas arriba y aguas abajo, del punto de vertido. Esta distancia está estipulada por ley para cualquier tipo de complejo industrial en Italia.

Solvay colabora y contribuye con las investigaciones

Solvay proporciona esta información, incluidos los enlaces a los documentos disponibles oficialmente, en interés público.