El Premio Solvay "Química para el Futuro" distingue al Profesor Susumu Kitagawa

El Premio "Química para el futuro", creado por Solvay para distinguir los descubrimientos científicos que puedan formar parte de la química del mañana y contribuir al progreso de la humanidad, ha sido concedido en 2017 al Profesor Susumu Kitagawa, de la Universidad de Kioto, y entregado en Bruselas, el 22 de noviembre, en presencia del Rey Felipe de Bélgica.

  Solvay Prize 2017 Click to enlarge
El jurado independiente, constituido por investigadores de renombre en el campo de la Química, incluyendo dos laureados con el Nobel, ha decidido premiar el desarrollo de los materiales nanoporosos - objeto de la investigación conducida por el Profesor Kitagawa – ya que pueden llevar a nuevas formas de capturar, almacenar y reutilizar gases.

Imaginemos una jaula con barras tan minúsculas que podrían bloquear moléculas de gas dentro de ella. Pues bien, esa es la idea de los "Metal Organic Frameworks" (MOFs), que combinan nudos metálicos unidos con moléculas orgánicas. Al combinar diferentes tipos de metales los MOFs revelan la posibilidad de ser usados para capturar o liberar gases a una escala molecular.

Las aplicaciones potenciales son muy amplias, pero ciertos campos ya son bastante prometedores, como el almacenamiento de gas (típicamente para metano, hidrógeno o CO2), la separación de gases (al servicio de la calidad del aire, permitiría, por ejemplo, capturar moléculas nocivas), la transformación de gas o la producción de sensores de alta sensibilidad al gas. En términos generales, los MOFs podrían contribuir a mejorar el estado de nuestro planeta.

"Capturar y reutilizar gases en esas jaulas podría ayudar a desarrollar tecnologías limpias para hacer frente al cambio climático y abrir nuevas posibilidades al almacenamiento de energía", ha comentado Jean-Pierre Cladieu, CEO de Solvay.

Por supuesto, todavía existen obstáculos a superar, antes de que la producción a gran escala pueda ser efectiva, siendo el coste el principal problema. Pero, como explica el profesor Kitagawa, no hay nada nuevo en eso. "Si miramos la historia de muchos materiales, al principio, el coste es el mayor problema, y entonces empiezan a ser ampliamente utilizados y su coste disminuye muy fácilmente, no creo, por lo tanto, que el coste sea un problema real".

El Premio Solvay, por valor de 300.000 euros, fue creado en 2013 para perpetuar el espíritu de investigación científica del fundador del Grupo, Ernest Solvay. Pretende apoyar la investigación y subrayar el papel esencial de la Química, tanto como la ciencia y la industria, para ayudar a solucionar algunos de los problemas más urgentes a los que enfrenta el mundo.

El premio fue concedido al Profesor Peter Schultz, y luego en el 2015 al Profesor Ben Feringa, que en el año 2016 fue galardonado con el Nobel de Química.