Solar Impulse en Torrelavega

Solvay exhibe en Torrelavega la maqueta del Solar Impulse, el avión solar que en 2015 dará la vuelta al mundo de forma limpia y sostenible

  Solar Impulse TorrelavegaOK Click to enlarge

Solvay exhibe la maqueta del Solar Impulse, el primer avión solar tripulado capaz de volar 24 horas sin interrupción, en la exposición que ha organizado la Asociación Ecología y Patrimonio, con la colaboración de la Cámara de Comercio de Torrelavega, durante los pasados días 27 y 28 de Setiembre.   Solvay es uno de los cuatro principales patrocinadores del Solar Impulse, la primera aeronave propulsada únicamente por energía solar de la historia capaz de realizar un vuelo intercontinental o cruzar de costa a costa los Estados Unidos.

Solar Impulse es un proyecto muy ambicioso de Solvay para desarrollar con sus socios una aeronave capaz de volar alrededor del mundo sin combustible y con cero emisiones. La maqueta que se expuesta en Torrelavega tiene 4 metros de longitud, y muestra a escala las peculiares dimensiones de este avión: una envergadura de alas de un Airbus A340 con el peso de un coche utilitario medio y una cabina para un solo ocupante.

La maqueta es la del modelo HB-SIA, la aeronave que este verano ha cruzado Estados Unidos de San Francisco a Nueva York, y que el año pasado realizó un viaje intercontinental desde Payerne (Suiza) a Ouarzazate (Marruecos) pasando por Madrid. Ambas gestas son la base para construir el HB-SIB, la aeronave solar que en 2015 ha de completar la vuelta al mundo en tan solo cuatro paradas. 

Solvay es el más antiguo de los cuatro socios principales que han hecho posible este proyecto. Desde 2004, Solvay ha participado muy estrechamente en esta hazaña cooperativa mundial de I+D. Solar Impulse es el símbolo perfecto de los grandes esfuerzos y mayores avances tecnológicos necesarios para asegurar un futuro sostenible.   

Solvay hace una aportación crucial de I+D en el Solar Impulse. Su contribución principal al proyecto consiste en investigar y aportar nuevos materiales y soluciones técnicas que previamente ha puesto a prueba bajo condiciones extremas.

Solvay está presente en la aeronave con 11 productos y polímeros distintos que forman parte de más de 6.000 componentes de toda clase y tamaño que intervienen directamente en la producción y almacenamiento de energía, el aislamiento térmico de la aeronave, la protección de los paneles fotovoltaicos o la reducción del peso del fuselaje del avión, y así, hasta llegar a 25 aplicaciones distintas.

Solar Impulse es ante todo un símbolo que demuestra el poder del ingenio colectivo de la humanidad y lo que es posible de hacer cuando se suman nuestros talentos innovadores y técnicas para lograr lo imposible. También ofrece esperanza para afrontar los desafíos sostenibles de hoy en día con la energía renovable.